Un día mi mujer trajo unas cajas que estaban llenas de cosas antiguas, cosas que tenía en casa de su madre que quería rescatar. Eran libros, cacharros, juguetes o ropa, pero me llamó la atención que no quisiera que tocara sus cosas y me dijo que me marchara de la habitación mientras ella ponía todo en orden. En todos los años que llevábamos de casados nunca había tenido esa reacción y me sorprendrió mucho, aunque me marché de allí.

El caso es que guardó las cajas y tuvo que salir un momento para comprar pan ya que yo tenía que hacerme el bocadillo para el día siguiente y se le había olvidado. Obviamente fui directo para ver qué había en esas cajas y entre un montón de cosas encontré fotos con su ex-novio y algunas cintas de video en VHS. Estaban etiquetadas y resultó que eran cintas de video que había grabado con su ex y como yo guardaba un reproductor que funcionaba perfectamente, decidí ver qué había en ellas.

Salía nadando en una picina mi mujer con su exnovio y por aquella época mi señora tenia mejor cuerpo, estaba buenísima, salian besandose y acariciándose, lo normal entre parejas vamos. Luego se corta la imagen y salen dentro de una habitación, ella estaba completamente desnuda arodillada chupando una polla enorme y tragándosela hasta el fondo sin ni siquiera sentir arcadas

Me sorprendi mucho al ver a mi esposa asi porque a mi prácticamente no me hacía sexo oral. Pero me excito mucho. En un momento se escuché de fondo la voz de su hermano y me dio un vuelco el corazón porque pensaba que vería uno de estos videos de incesto que tan cachondo me ponen, pero le estaba diciendo que se marchaba y que ya se verían por la noche.

Salia lamiendo y chupando enloquecida ese enorme rabo, chupaba sus testiculos y lo masturbaba mientras miraba a la cámara y le decia: ¿te gusta asi mi amor?, vamos, dame toda tu leche, me quiero beber hasta la última gota... 

Luego el se sentaba en un bancoy ella se montaba arriba dándole la espalda, se abría de piernas y él colocaba la polla en la entrada de su coño, ella se dejaba caer mientras le iba entrando despacito y se quejó un poco, pero luego le decía que le encantaba su verga y que era solo suya, mientras él contestaba que era toda para ella.

Así se la estuvo follando mucho tiempo y se podía ver cómo mi mujer estaba cachonda, dilatada y mojada a rabiar. Mientras ella cabalbaba él le metía un dedo por el culo y la muy zorra le pedía más, diciéndo que hiciese con ella lo que quisiera porque era su puta.

Continuaron follando como perros en celo hasta que ella empezó a temblar, se estaba corriendo y tuvo un orgasmo espectacular con el que casi pierde el conocimiento. Entonces se levantó y se puso de rodillas para mamarle la polla a su ex novio, el semen no tardó en salir y la leche sobrante que no se tragaba pringó sus manos mientras lo pajeaba. Luego empezó a chupar dedo tras dedo hasta que no quedó ni una gota de semen y justo ahí se cortó la grabación.

Esto me sirvió para mirar a mi mujer con otros ojos y después de ponerlo todo otra vez en su sito, decidí que mis relaciones sexuales con ella cambiarían radicalmente a partir de ese instante.